10 formas de reducir los residuos en tu oficina

Para muchas personas, la oficina es uno de los lugares donde más tiempo pasan. Puede que en casa estemos más concienciados sobre reducir los residuos, ¿pero y en la oficina? Parece que como ese espacio no es el nuestro personal nos olvidamos de que ahí también se puede hacer un cambio.

Vamos a ver 10 formas de reducir los residuos en tu oficina tanto si eres el responsable de la empresa como si eres el trabajador.

Si eres administrador de la oficina

1. Contenedores de separación de residuos

Es el paso más básico. Instala uno o varios, dependiendo del tamaño del local, puestos de reciclaje. Haz llegar a tus trabajadores una guía de residuos para que tengan claro dónde depositar cada uno

Con estos contenedores también podrás controlar cuánto se genera de cada material. Si tomas más medidas ecológicas enfocadas a reducir los residuos de la oficina, podrás evaluar fácilmente si están siendo efectivas.

2. Provee a la oficina de menaje reutilizable

Pon a disposición de tu plantilla vasos de vidrio, menaje de acero inoxidable y, en general, evita todo tipo de producto de un solo uso.

Si en tu oficina hay un fregadero, puedes cambiar el estropajo clásico de plástico por uno de lufa, un material natural y totalmente biodegradable. Si te atreves a dar un paso más, usa productos de limpieza e higiene a granel, hay muchas tiendas como Unpackedshop (Madrid) o YesFuture (Barcelona) que disponen de productos a granel, así podréis reutilizar los envases una y otra vez.

3. Dona el material de oficina que ya no se utilice y esté en buen estado

Quizás toca renovación de ordenadores, sillas, grapadoras, etc. Pero estos siguen funcionando. ¿Y si les dais una segunda vida? Hay diversas asociaciones que recogen muebles y todo tipo de útiles para repartirlos en lugares que pueden necesitarlo. También hay muchos ayuntamientos que cuentan con este servicio. Antes de tirar algo, preguntaros si podría servirle a otro y habilita un punto de recogida para estas donaciones.

4. Digitaliza

Las tecnologías lo ponen todo muy fácil. Llevad una política de máxima digitalización. Hay muchos procesos, como por ejemplo el archivo de documentos, que pueden hacerse perfectamente de manera digital usando una nube de datos.

5. Uso responsable de la impresora

La impresora es uno de los objetos que más se utilizan en las oficinas, pero ¿realmente hace falta usarla en todas las ocasiones? Crea una serie de medidas para un uso responsable de la misma: imprimir solo cuando sea estrictamente necesario, por las dos caras, priorizar la opción en blanco y negro.
En algunos lugares se ha establecido un cupo mensual por persona, esto incita a buscar alternativas digitales e imprimir solo cuando no hay otra opción.

6. Bombillas LED y electrodomésticos clase energética A

Las bombillas LED son la mejor alternativa a los halógenos, pues tienen una vida útil mayor, no poseen elementos tóxicos y además, utilizan el 95% de la energía en generar luz.
También asegúrate de que los electrodomésticos que necesites en tu oficina sean de clase energética A o superior. Esta categoría indica que ese electrodoméstico tiene un mejor rendimiento y consume menos electricidad.

7. Material de oficina sostenible

Hay muchos materiales de oficina hechos con elementos naturales y biodegradables como el corcho. También podéis reutilizar otros objetos como botellas y convertirlos en lapiceros.

Reducir los residuos si eres el trabajador

1. Ten un termo para tus bebidas

El termo mantiene la temperatura de tus bebidas haciendo que sigan frías o calientes durante mucho tiempo. Recomendamos el acero inoxidable ya que no es reactivo a ningún líquido, es ligero y no tiene problemas de salud asociados, algo que sí sucede con el plástico o aluminio.

Si eres más de andar con tu café o té de un lado para otro, hazte con una taza reutilizable de acero inoxidable y tapa de silicona.

2. Bolsas de tela o porta alimentos

Si tienes que llevar la comida a la oficina, transpórtala en una bolsa de tela o un porta alimentos, te durarán mucho más que una bolsa de plástico. Si además tienes que envolver algunas cosas, como por ejemplo un sándwich, hay diferentes envoltorios reutilizables como los wraps.

3. Pañuelos de tela

Parece algo típico de nuestros mayores, pero los pañuelos de tela son la alternativa perfecta a las servilletas y pañuelos de papel desechables.

Desarrollad programas de concienciación y poneros objetivos mensuales. Tened un buzón de ideas y participad. Si ambas partes se ponen de acuerdo y trabajan en la misma dirección, es muy fácil reducir los residuos en la oficina y tener un entorno de trabajo sostenible.