Barbecho Bar, una marca de Rodrigo de la Calle

Origen de Barbecho Bar

Barbecho bar surge en plena pandemia. 2020, un año extremadamente duro y especialmente para la hostelería. Caracterizado por cambios constantes de normativas, restricciones, y sobre todo incertidumbre. La marca, nombre y diseño reflejan lo que significa nacer en un momento tan complejo.

Dejaremos la tierra descansar durante un tiempo, de esta forma el suelo se regenerará. Volveremos a plantar en una tierra mucho más fértil y creceremos con mucha más fuerza. ¡El reposo no es inactividad!

Rodrigo de la Calle

Como mencionamos en el comentario de proyecto: El propio nombre es un excelente juego de palabras. El barbecho es una técnica de la agricultura dónde se asigna una zona sin sembrar, para que se recupere. Manteniendo un ciclo natural del ecosistema. Sabíamos que tenía que tener un color tierra, robusto, con profundidad y sobre todo manteniendo elementos clásicos. La agricultura clásica, lo rústico, las bebidas antiguas (como el whisky o ron de barril), fueron algunos de los muchos elementos de inspiración para construir la marca.

Una propuesta distinta

Barbecho aparece como propuesta en un sector muy clásico y tradicional. Su propio nombre homenajea a los bares que más han marcado nuestra hostelería. Además del propio nombre: “Barbecho” simbolizando lo tradicional de la agricultura. Una técnica por la cual la tierra de cultivo se deja sin sembrar durante un tiempo para conseguir un fertilizante natural.

Esa es la propuesta: natural, orgánica y de comida de calidad.

Una decoración orgánica, con valores de “tierra”, que viste perfectamente con su decorado. El producto es cercano, tanto que se muestra en la barra a modo “dignificar o exaltar” su calidad y procedencia.

El color “ascent” o de “acento” es el amarillo. Color del sol, arroz, luz, confianza…

Son estos los colores que se utilizan para enfatizar una combinación general de colores. Más vivos o llamativos que el resto y se utilizan con moderación para enfatizar, contrastar o crear ritmo en la escena. El neón toma perfecto protagonismo en la escena así. Además para Barbecho Bar sirve como un elemento de decoración para un escenario de redes sociales.

Comida y bebida de calidad

Lo que tenemos claro es que Rodrigo de la Calle conoce la calidad de su producto. Barbecho Bar construye sobre ello para tener lo mejor de la verdura, arroz y platos tradicionales. Esto viene estrechamente vinculado con su estudio y expansión de la gastrobotánica. La “investigación y rescate de variedades olvidadas para el uso y aplicación en cocina” implica que tiene siempre lo mejor para servir sobre la mesa.

Al igual que su restaurante “El Invernadero”, estos valores se ha demostrado cómo se puede trasladar a lo más clásico de nuestros bares. Los platos son una mezcla entre lo nuevo y tradicional. Un flan cómo hacían las abuelas en nuestras casas, un cocido, hasta lo más novedoso como son croquetas con vegetales desconocidos.

Valores visibles digitalmente

Es obvio que con ilusión gestionamos este proyecto desde que nació. Con lo auténtico que es, es simple y transparente por redes. Los mil seguidores vinieron solos, gracias a Rodrigo y cómo recepcionamos a la nueva audiencia.

Vídeo de Nebular, subido a su canal de Youtube

Su aparición en redes y medios ha sido expectacular.