El Diseño Gráfico es un diálogo entre el propio diseñador y el receptor de este mensaje. Consiste en un contenido visual mediante la utilización de herramientas y técnicas. Dicho contenido puede consistir en una imagen, una tipografía, un símbolo, etc. Es decir, el diseño gráfico sirve como herramienta para proyectar y comunicar ideas y experiencias de forma visual.

Usando recursos gráficos y textuales, se genera un contenido que puede implementarse en distintos medios y sectores. Llegándose a utilizar en el ámbito comercial, ya que ayuda a conectar con el público. Lo que ha permitido a empresas y organizaciones aprovechar el potencial del diseño gráfico para implementarlo en sus estrategias de ventas y publicidad.

Aspectos presentes en el diseño gráfico

Un diseño tiene que transmitir, sin necesidad de palabras, el objetivo para el que se ha creado. Y para poder comunicar un mensaje, deben tenerse en cuenta varios aspectos de nuestro trabajo.

  • Contexto sociocultural: Lo más importante es tener siempre presente para quién estamos diseñando. Esto nos dará información sobre a dónde enfocar nuestro trabajo. Obviamente, no es lo mismo diseñar un catálogo de juguetes que un catálogo de mobiliario, por ejemplo. Cambiará nuestro target, la gama de colores que vayamos a utilizar, la disposición de los elementos, etc.
  • Dónde se va a utilizar nuestro diseño: También tenemos que tener en cuenta para dónde estamos diseñando. Dependiendo del lugar donde se vaya a mostrar, podremos generar estrategias diferentes a la hora de diseñar. 
  • Qué se ha hecho antes: Esta idea está muy lejos de copiar lo que haya hecho otra persona o diseñador en el pasado, pero es crucial conocer a la competencia y analizarla. Este análisis nos dará información muy valiosa sobre el camino que queremos tomar para que nuestro diseño esté por encima del resto.

¿Por qué es importante?

El diseño gráfico ha adquirido una gran importancia en la sociedad, formando parte de distintos negocios y productos. 

Es un elemento o herramienta tan vital actualmente, que los diseñadores gráficos juegan un papel fundamental. Ya que aportan imagen, contenido y comunicación a empresas y marcas y sus proyectos. Esto nos permite encontrar diseño gráfico en cada ámbito de nuestra vida: cuando caminamos por la calle, en cualquier página de internet o incluso en la televisión

Algunas de las ventajas de implementar el diseño gráfico:

  • Apoyo útil a otros sectores: el diseño gráfico se ha convertido en el secreto detrás del éxito de estrategias de marketing digital y proyectos publicitarios.
  • Generar distintas impresiones: es necesario para impactar en el público y conseguir llamar su atención. Y es algo fácil de generar a través de un diseño gráfico adecuado a sus objetivos.
  • Proporciona identidad: permite diferenciar y distinguir a cualquier entidad comercial del resto.
  • Informativo: contar una historia, transmitir un sentimiento o expresar experiencias es posible, y se puede hacer de forma única y característica.
  • Atracción de consumidores: puede convertirse en un elemento clave a la hora de aumentar la venta y fomentar la compra o consumo de un producto o servicio.
  • Fiabilidad: la apariencia de una marca, un producto o una web, entre otros ejemplos, puede generar confianza y credibilidad.